24 de diciembre de 2017

GOLPES FALLIDOS


GOLPES FALLIDOS
(Décimas encadenadas)


“El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete delito de sedición”. (Art 22 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

“Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos”. (Art. 36 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

Si mi décima es raquítica
que me expulsen del Parnaso,
yo nunca caigo en el lazo
de callar la dura crítica.
La poesía que es mítica
enseña, nutre y opina,
es la tea que ilumina
la que encenderá este fuego,
no entender es estar ciego:
¡si hasta un fósforo calcina!

Si hasta un fósforo calcina
a los bosques centenarios,
así, golpes sanguinarios
incendian a la Argentina.
Cada golpe que se obstina
queriendo infundir terror
hace que aumente el valor
de escudar la democracia,
los golpes son la desgracia
y hay desgracias de color.

Hay desgracias de color
de hombres de uniforme verde,
negra tez, quizás recuerde,
caras pintadas de horror.
Orden empieza con or,
sigue con den, no lo dan
y embarran con alquitrán
incitando al gran desorden,
“feliz pascua, casa en orden”... ([1])
¡los golpistas no podrán!

Los golpistas no podrán
ni aunque tengan cuello blanco,
dando órdenes desde un Banco
con la firma de Satán.
Ha de fracasar su plan
que tiene alma de usurero,
golpes del rico banquero,
fugando el dinero a Suiza,
y un corralito “divisa”
su gran golpe financiero.

Su gran golpe financiero
que nos llevó al precipicio,
babeando un ávido juicio
cual hienas ante el cordero.
La codicia por el cuero
incuba el huevo-serpiente,
pues criar narcodelincuentes,
será otro golpe al gobierno,
si el paraíso es un infierno
tufo a golpe es el ambiente.

Tufo a golpe es el ambiente,
“golpe a golpe, verso a verso” ([2])
fui describiendo al perverso
que tiene al golpe en la mente.
Este sanguinario ente
creó un desaparecido
creyendo haber convencido
con el caso Maldonado,
buscó “tirarle un finado”
y un nuevo golpe fallido.

Un nuevo golpe fallido
fracasó allí. La opereta
agigantó la honda grieta
y no se dan por vencido.
El golpista recibido
tiene una estrategia mala,
tiene más fe en una bala
de un arma tumbera, hostil,
y opta empuñar un fusil
antes que agarrar la pala.

Antes que agarrar la pala
y ponerse a construir
el golpista ha de destruir
con bombas que el odio instala.
La bandera roja jala,
iza una bandera roja,
para nada lo acongoja
ver a la nación caer,
sólo quiere más poder:
¡cetro y oro se le antoja!

¡Cetro y oro se le antoja!
Y al perder las elecciones,
violentas son sus opciones
y a pedradas las arroja.
Prontuarios de cruenta foja
que un juez pago perdonó,
otro golpe fracasó,
cayó piedras sin llover,
llovió piedras “sin caer”...
¡y el gobierno no cayó!

¡El gobierno no cayó
a pesar de tanto intento!
La paz sopla a sotavento, ([3])
la democracia aguantó.
El golpista sucumbió
y brilla la nueva aurora,
la república avizora
un país al que darle gracias,
cuidemos la democracia
en la Argentina de ahora.




[1]) El 19 de abril de 1987 el presidente Raúl Alfonsín ante el pueblo reunido en Plaza de Mayo exclamó la famosa frase: “¡Felices Pascuas! La casa está en orden”, pasando a ser un ícono de la democracia, al desarticular uno de los primeros intentos de golpe de Estado desde la restauración de la misma en 1983.
[2]Verso de Antonio Machado.
[3]Sotavento. Término marino que indica el lugar o dirección hacia dónde va el viento. 

Rubén Sada. 25-12-2017.