14 de noviembre de 2017

POR QUÉ ESCRIBO DÉCIMAS

Rubén Sada escribiendo


“Porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.
(Osiris Rodríguez Castillos)

POR QUÉ ESCRIBO DÉCIMAS

Yo siento que la escritura
toma de mi alma una foto,
y en el taller de Gabotto
en décimas cobra altura.
La tradición es cultura,
es lo que siento y no miento,
mientras no cesa el intento
que al papel blanco se enfrenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Yo no siento que hoy escribo
por encargo o por deber,
‘y a según mi parecer’
escribo porque estoy vivo.
Cuando repaso el archivo
del profundo sentimiento
nace en mi verso el aliento
de copla tristona y lenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Si escribir no es cosa seria
o a ser lenguaraz retrata,
peor es quien con armas mata
que ser charlatán de feria.
La tinta fluye en mi arteria
y mi espíritu está atento,
la palabra no es tormento,
es cobijo en la tormenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Mi verso dice verdad
y no es nunca un simulacro,
y aunque dista de ser sacro
duele, porque es realidad.
Escribo con seriedad
y en eso pongo el acento,
a la mentira me enfrento
aun si la victoria es cruenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Si mi lengua no se atasca
y le provee luz mi pulso,
adquiero bastante impulso
y en cualquier tema se enfrasca.
Cada décima se masca
y es el pan para el hambriento,
es vitamina, alimento
y de nutrición ostenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Y siento que si no escribo
el latido se coagula,
la décima me estipula
en ella ser productivo.
¡Vuela lejos mi cultivo
como flor de cardo al viento!
De escribir no me arrepiento,
la pasión de hacerlo aumenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

© RUBÉN SADA

_____________

Consigna: Pie forzado impuesto con el verso famoso de un poeta reconocido.¡Gracias, Osiris Rodríguez Castillos!