24 de diciembre de 2017

GOLPES FALLIDOS


GOLPES FALLIDOS
(Décimas encadenadas)


“El pueblo no delibera ni gobierna, sino por medio de sus representantes y autoridades creadas por esta Constitución. Toda fuerza armada o reunión de personas que se atribuya los derechos del pueblo y peticione a nombre de éste, comete delito de sedición”. (Art 22 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

“Atentará asimismo contra el sistema democrático quien incurriere en grave delito doloso contra el Estado que conlleve enriquecimiento, quedando inhabilitado por el tiempo que las leyes determinen para ocupar cargos o empleos públicos”. (Art. 36 de la Constitución Nacional de la Rep. Argentina).

Si mi décima es raquítica
que me expulsen del Parnaso,
yo nunca caigo en el lazo
de callar la dura crítica.
La poesía que es mítica
enseña, nutre y opina,
es la tea que ilumina
la que encenderá este fuego,
no entender es estar ciego:
¡si hasta un fósforo calcina!

Si hasta un fósforo calcina
a los bosques centenarios,
así, golpes sanguinarios
incendian a la Argentina.
Cada golpe que se obstina
queriendo infundir terror
hace que aumente el valor
de escudar la democracia,
los golpes son la desgracia
y hay desgracias de color.

Hay desgracias de color
de hombres de uniforme verde,
negra tez, quizás recuerde,
caras pintadas de horror.
Orden empieza con or,
sigue con den, no lo dan
y embarran con alquitrán
incitando al gran desorden,
“feliz pascua, casa en orden”... ([1])
¡los golpistas no podrán!

Los golpistas no podrán
ni aunque tengan cuello blanco,
dando órdenes desde un Banco
con la firma de Satán.
Ha de fracasar su plan
que tiene alma de usurero,
golpes del rico banquero,
fugando el dinero a Suiza,
y un corralito “divisa”
su gran golpe financiero.

Su gran golpe financiero
que nos llevó al precipicio,
babeando un ávido juicio
cual hienas ante el cordero.
La codicia por el cuero
incuba el huevo-serpiente,
pues criar narcodelincuentes,
será otro golpe al gobierno,
si el paraíso es un infierno
tufo a golpe es el ambiente.

Tufo a golpe es el ambiente,
“golpe a golpe, verso a verso” ([2])
fui describiendo al perverso
que tiene al golpe en la mente.
Este sanguinario ente
creó un desaparecido
creyendo haber convencido
con el caso Maldonado,
buscó “tirarle un finado”
y un nuevo golpe fallido.

Un nuevo golpe fallido
fracasó allí. La opereta
agigantó la honda grieta
y no se dan por vencido.
El golpista recibido
tiene una estrategia mala,
tiene más fe en una bala
de un arma tumbera, hostil,
y opta empuñar un fusil
antes que agarrar la pala.

Antes que agarrar la pala
y ponerse a construir
el golpista ha de destruir
con bombas que el odio instala.
La bandera roja jala,
iza una bandera roja,
para nada lo acongoja
ver a la nación caer,
sólo quiere más poder:
¡cetro y oro se le antoja!

¡Cetro y oro se le antoja!
Y al perder las elecciones,
violentas son sus opciones
y a pedradas las arroja.
Prontuarios de cruenta foja
que un juez pago perdonó,
otro golpe fracasó,
cayó piedras sin llover,
llovió piedras “sin caer”...
¡y el gobierno no cayó!

¡El gobierno no cayó
a pesar de tanto intento!
La paz sopla a sotavento, ([3])
la democracia aguantó.
El golpista sucumbió
y brilla la nueva aurora,
la república avizora
un país al que darle gracias,
cuidemos la democracia
en la Argentina de ahora.




[1]) El 19 de abril de 1987 el presidente Raúl Alfonsín ante el pueblo reunido en Plaza de Mayo exclamó la famosa frase: “¡Felices Pascuas! La casa está en orden”, pasando a ser un ícono de la democracia, al desarticular uno de los primeros intentos de golpe de Estado desde la restauración de la misma en 1983.
[2]Verso de Antonio Machado.
[3]Sotavento. Término marino que indica el lugar o dirección hacia dónde va el viento. 

Rubén Sada. 25-12-2017.

9 de diciembre de 2017

SUBMARINO ARA SAN JUAN (Décimas entre Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada)


SUBMARINO ARA SAN JUAN

(Décimas entre Alejandro Omer Rosales y Rubén Sada)

(Rubén Sada)
Si la inspiración no cesa
aún en décimas volátiles,
con sendas plumas versátiles
hagamos que no esté presa.
Nuestro mar azul turquesa
esconde negros destinos,
¡cuarenta y cuatro marinos
partieron! Poeta del mar,
yo te invito a navegar
en el tema “submarino”.

(Alejandro Omer Rosales)
La compu recién enciendo
y levanto tu mensaje,
que me invita a hacer un viaje
-al menos así lo entiendo-.
Y al punto lo estoy haciendo
pero no he de navegar,
mi manera de viajar
-aunque nuestro mar se ofenda-
ha de ser por una senda
para evitar naufragar.

(Rubén Sada)
Nuestro viaje por la vida
nos augura un buen presagio,
mas si hubiera algún naufragio
no será por barca hundida.
Un tropezón no es caída
“si te postras, te levantas”,
“no han de ser tus caídas tantas”
“ni tampoco tan violentas”
pero si nunca lo intentas
nunca sabrás cuánto aguantas.

(Alejandro Omer Rosales)
Mi queridísimo amigo,
veo que me estás retando,
mas, te estás equivocando,
muy sincero te lo digo.
Mi vida ha sido testigo
de sufrir caídas fuertes.
Pero he tenido la suerte
de poderme levantar,
pudiendo así adoptar
los consejos de Almafuerte.

(Rubén Sada)
Levantarse es más que suerte,
es ciencia y sabiduría,
es la osada valentía
de quien no quiere la muerte.
Y tendrá que ser bien fuerte
del marino el familiar,
que se hundió en el vasto mar,
después de esta cruel tragedia,
aún si la muerte asedia
sé que se va a levantar.

(Alejandro Omer Rosales)
Sin duda se ha de levantar
el familiar del marino,
a quien condujo el destino,
por desgracia, a zozobrar.
Mucho le habrá de costar,
pero ahora está abocado,
a un milagro deseado:
que al fin se pudiera hallar,
y poder birlarle al mar
el San Juan que ha zozobrado.

(Rubén Sada)
En el vientre suboceánico
hay mil historias sepultas,
que permanecen ocultas
desde el período hispánico.
Pero no hay que tener pánico
aunque sí tener respetos
ante el mar y sus secretos
y anotá esta paradoja:
el agua la vida aloja
y también moja esqueletos.

(Alejandro Omer Rosales)
Hay mil historias, mencionas,
de embarcaciones hundidas,
grandes riquezas perdidas,
sin mencionar las personas.
En vez de motores, lonas,
que impulsaban los navíos,
con temor al extravío
por no haber cartografía,
pues si el rumbo se perdía
era para el desvarío.

(Rubén Sada)
Su valor fue su coraje
con la guía de las estrellas,
y mientras dejaban huellas
el océano fue su anclaje.
De esos audaces yo extraje
la intrepidez y el arrojo,
y de su ejemplo recojo
el no darse por vencido 
y aunque una flor ha caído
reverdezca ante el despojo.

(Alejandro Omer Rosales)
Reverdezca has mencionado
y el verde es de la esperanza.

(Rubén Sada)
No hay que perder la confianza
y amor por el ser amado.

(Alejandro Omer Rosales)
El mismo se ha incrementado
y la angustia es su aliada


(Rubén Sada)
dos ideas hermanadas
escribiendo en decimales

(Alejandro Omer Rosales)
de Alejandro Rosales
unido a Rubén Sada.

___________________________
Autores: Alejandro Omer Rosales (de San Clemente) y Rubén Sada (de Quilmes) 9/12/2017


HACEDOR DE UN PAÍS


HACEDOR DE UN PAÍS

Un país tiene hacedores
que levantan con tesón
los pilares, la nación,
y a ellos van mis loores.
Son inéditos señores
que desde humilde trinchera
izaron nuestra bandera,
por ellos propongo un brindis,
vaya por Rubén Soncini
y por su familia entera.

Rubén Soncini es ejemplo
de trabajo y sacrificio,
con el grato beneficio
de ver construido su templo.
Luego de años, lo contemplo
como un luchador tenaz,
siempre ha sido muy audaz
poniendo fe en sus empresas,
la vida le dio sorpresas
pero él siempre fue por más.

Compañero de aventura
con una básica Siam,
más que un soldado en Vietnam
combatió en la calle dura.
Y es en un Falcon Futura
que conquista a la Argentina,
Bosques todo ante él se inclina
cuando entrega, siempre presto
telegrama, carta, impuesto,
detergente y lavandina.

Sus laureles tienen flores:
Liliana, su bella esposa,
Valeria, su hija hermosa
y Noelia de sus amores.
Afectos, nietos, primores
merecidos a un amigo
que sembró humilde su trigo
y cosechó bendición,
y hoy su familia es unión:
con mis letras lo bendigo.

Por los héroes como vos,
querido amigo Rubén,
la patria me sabe a bien,
¡gracias por ser como sos!
Constructor que vas en pos
de la grandeza argentina,
es tu energía la usina
que llega al cielo y se aferra,
sembrás semilla en la tierra,
donde todo se origina.

Yo te saludo, hacedor,
y ante tu amistad me inclino,
sigo tu huella y camino
que es el de un trabajador.
Que tu temple gladiador
sea el faro que ilumina,
manos y alma en ti aglutinan
colosal fuerza, muy alta,
fuerza que hoy le hace falta
a nuestra patria, Argentina.

Rubén Sada. 08/12/2017


Dedicado a mi amigo Rubén Rodolfo Soncini.

25 de noviembre de 2017

PEREGRINOS DEL INVIERNO


PEREGRINOS DEL INVIERNO

Peregrinos del invierno
en un ático en Madrid,
reposamos, como el Cid,
de su cabalgar fraterno.
Un espectáculo eterno
descuelga ante nuestros ojos,
ardiendo estos leños rojos
mientras la nieve apasiona,
y un buen tinto nos entona:
nos pone alegres y flojos.

Peregrinos bajo el sol
en este invierno tan frío,
esperando el nuevo estío
de un veranillo español.
Noches de tapas [1] y alcohol
contemplando las estrellas,
mediodías de paellas
con delicias de un turista
admirando hermosas vistas
desde “A Coruña” a “Marbella”.

Sin pretensión de adalid,
sé que solo soy un guiri [2] 
andando en el chirimiri  [3]
por las calles de Madrid.
Lluvia o nieve, este es el quid [4]
de incansables trotamundos
hasta horizontes profundos
y entre bonitos paisajes,
saboreando bellos viajes,
conociendo nuevos mundos.

Soy un turista económico
que no llega ni a mindundi[5]
y camino el mapamundi
con un esfuerzo astronómico.
Un disfrute gastronómico
que inunda mi paladar,
y un asombro al encontrar
la cultura y el respeto
de un país que está repleto
de un progreso singular.


Aunque salga el sol o llueva
la vida es maravillosa,
cuando uno disfruta cosas
la energía se renueva.
Aún si hace frío o nieva,
con cada paso que doy
si yo aquí un turista soy
mi aventura es un paseo,
para este presente veo
y disfruto el aquí hoy.

En los ciclos abundantes
que nos da madre natura,
la vida, cual flor madura
produce fruto fragante.
Un año que fue agobiante
se rindió, cual flor, marchito,
dando paso a este bonito
nuevo año, hoy pimpollo,
que será, a todo criollo,
bueno, próspero y bendito.

Que este nuevo año se abra
en un bello despertar
de la vida, del amar
la belleza y la palabra.
Si esta décima aquí labra
de la flor, tenue murmullo,
sin pretender ser barullo
le aseguro que es hermosa
la apertura de una rosa
que antes de flor, fue capullo.

Respecto de mi Argentina,
sin pecar de tiquismiquis, [6] 
tengo clavada en la psiquis
una duda, como espina.
¿Cuál es la causa genuina
de que aun siendo hijos de España
hay diferencia tamaña
entre nación y nación,
siendo el nuestro un mogollón [7]
de corrupción en la entraña?


Quizá tenga hispanofilia[8]
porque es la cuna del verso,
y abunda en este universo
el valor de la familia.
Cada sol, nueva vigilia,
anuncia sus bendiciones,
colmándonos de emociones
en estas bellas liturgias,
relegando dramaturgias
si estamos de vacaciones.

Mis alas voy a extender
como brillantes cometas
que atraviesan los planetas,
saludando por doquier.
Mientras pueda recorrer
y el alma me otorgue pista,
los lienzos del Gran Artista [9]
andaré, cual peregrino,
por España, un argentino
se convirtió en un turista.

Autor: Rubén Sada. ©



NOTAS

[1]) TAPAS. En España es un aperitivo que se sirve en la mayoría de los bares o restaurantes acompañando a la bebida. A este consumo itinerante se le llama tapeo, o ir de tapas.
En Argentina el equivalente sería comer una “picada”.
[2]) GUIRI. coloq. Turista extranjero. (https://tinyurl.com/yb82aev3)
[3]) CHIRIMIRI: Llovizna. (https://tinyurl.com/ydcnqlc4)
[4]) QUID. m. Esencia, punto más importante de una cosa.
[5]) MINDUNDI: Persona insignificante o de poca categoría. Don Nadie.
[6]) TIQUISMIQUIS. Escrúpulos o reparos vanos o de poquísima importancia. Expresiones o dichos ridículamente corteses. (https://tinyurl.com/y9a8byw8)
[7]) MOGOLLÓN: coloq. Lío, jaleo. (https://tinyurl.com/y9o5tdn8)
[8]) HISPANOFILIA: Simpatía o admiración por lo español. (https://tinyurl.com/ya9tgc5u)
[9]) GRAN ARTISTA: fig. Dios.


Dejo constancia de mi agradecimiento al jurado interviniente en la selección de los poemas premiados: Graciela Vodicka, Marcela Núñez y Oscar Noriega y a los organizadores del evento: Ana María Albo, Graciela Lerici y Juan José Bayaute. Conservaré este premio entre mis recuerdos más preciados. 







14 de noviembre de 2017

POR QUÉ ESCRIBO DÉCIMAS

Rubén Sada escribiendo


“Porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.
(Osiris Rodríguez Castillos)

POR QUÉ ESCRIBO DÉCIMAS

Yo siento que la escritura
toma de mi alma una foto,
y en el taller de Gabotto
en décimas cobra altura.
La tradición es cultura,
es lo que siento y no miento,
mientras no cesa el intento
que al papel blanco se enfrenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Yo no siento que hoy escribo
por encargo o por deber,
‘y a según mi parecer’
escribo porque estoy vivo.
Cuando repaso el archivo
del profundo sentimiento
nace en mi verso el aliento
de copla tristona y lenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Si escribir no es cosa seria
o a ser lenguaraz retrata,
peor es quien con armas mata
que ser charlatán de feria.
La tinta fluye en mi arteria
y mi espíritu está atento,
la palabra no es tormento,
es cobijo en la tormenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Mi verso dice verdad
y no es nunca un simulacro,
y aunque dista de ser sacro
duele, porque es realidad.
Escribo con seriedad
y en eso pongo el acento,
a la mentira me enfrento
aun si la victoria es cruenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Si mi lengua no se atasca
y le provee luz mi pulso,
adquiero bastante impulso
y en cualquier tema se enfrasca.
Cada décima se masca
y es el pan para el hambriento,
es vitamina, alimento
y de nutrición ostenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

Y siento que si no escribo
el latido se coagula,
la décima me estipula
en ella ser productivo.
¡Vuela lejos mi cultivo
como flor de cardo al viento!
De escribir no me arrepiento,
la pasión de hacerlo aumenta,
“porque no es como aparenta
sino como yo lo siento”.

© RUBÉN SADA

_____________

Consigna: Pie forzado impuesto con el verso famoso de un poeta reconocido.¡Gracias, Osiris Rodríguez Castillos!

10 de noviembre de 2017

LA GRIETA (Personificación en décimas)


LA GRIETA (Personificación)

Dos calles en discusión
en la Argesquina se encuentran,
y en pelearse se concentran,
buscando competición.
El progreso es la cuestión
por la que estas dos vecinas
son como dos chiquilinas
peleando por un asunto,
y comienza un contrapunto
en la ochava de la esquina.
            
(Calle Este)
—Mientras yo apunto al naciente
y veo salir el sol,
usted precisa un farol
para que su brillo aumente.
Mi vereda ama a la gente
porque está limpia y florida,
la mañana me ama y cuida.
Pero usted, que mira al norte
no sirve para transporte...
¡está poceada y vencida!
            
(Calle Norte)
—Es cierto, yo miro al norte
modelos del primer mundo,
mi estado no es moribundo
pues mi gente hace deporte.
Mi cartel es mi reporte,
yo soy la calle central,
doy la espalda al sur austral
y en algo me distinguí,
pues muchos, gracias a mí
viajan a “la capital”.
            
(Calle Este)
—Sus orígenes no niegue,
ni ha de renegar del sur,
pues a todo el que hace un tour
lo que le importa es que llegue.
Que su norte no la ciegue
ni el orgullo vaya a roer,
tal vez llegue a comprender
si pone al norte su guía,
que aquel que se va de día
en la noche ha de volver.
            
(Calle Norte)
—Al norte le doy mi acceso
y hacia allí mira mi brújula,
acentuando más que esdrújula:
“¡Norte es igual a progreso!”
Quiero pedirle al Congreso
ordenen mi nuevo asfalto,
porque deseo llegar alto
aunque cueste lo que cueste,
en cambio usted mira al este
y ese defecto resalto.
            
(Calle Este)
—Ser oriental no me afecta,
acaso es una virtud,
pues me sobra juventud
aunque no hay calle perfecta.
Pues yo soy la predilecta
del quien busca el sol del río,
son las flores mi atavío
y anchas veredas mi don,
y hay muchas calles que son
escondrijos del impío.
            
(Calle Norte)
—Yo sueño en que me transformen
en una buena autopista,
no es que sea narcisista,
quisiera que me reformen.
Y en las cabinas me informen
cuánto dinero recauda
esa facturación rauda
que cobran en los peajes,
convirtiendo hermosos viajes
en ingenio que defrauda.
            
(Calle Este)
—Yo sueño que alguien me tiña
los cordones de amarillo,
y al medio rayas con brillo
así no hay choques ni riña.
Cuando el tránsito se apiña
y no hay control policial,
para evitar lo fatal
un semáforo encargué,
mas debo esperar, lo sé,
la campaña electoral.
            
(Calle Norte)
—Yo veo que en esta esquina
se ha formado una gran grieta,
que al conductor y al atleta
peligro les avecina.
Es triste que la Argesquina
llegue a descender tan baja,
mientras el piso se raja
y precisamos bacheo,
con la salud no bromeo:
por ahì un auto se encaja.
            
(Calle Este)
—Qué real que es la paradoja
de que un fiel punto de encuentro
nos distancie del buen centro
por la vil baldosa floja.
La enemistad me acongoja
y hace que me mancomune,
a esta grieta soy inmune
y hace que a usted le comparta:
“¡La grieta que nos aparta
es la misma que nos une!”
            
(Calle Norte)
—Se puede pensar distinto
pero igual darnos las manos,
abrazarnos como hermanos,
salir de este laberinto.
Competir es un instinto,
mas, no hay por qué ser iguales,
nos separan abismales
ideas, dogmas y rumbo,
mas, no andemos a los tumbos
ni haya odios personales.
            
(Calle Este)
—Pues, siga mirando al norte,
hermana calle, vecina,
que para que haya una esquina
las dos damos nuestro aporte.
Si no hay quién la reconforte
no sea como una momia,
que nunca impere la anomia
¡rellenemos esta grieta!
Tengo una buena receta:
¡Reparemos la antinomia!
            
(Calle Norte)
—Yo brego porque entre nos
no haya odio ni haya inquina...
¡si es que en esta misma esquina
nos encontramos las dos!
Vayamos ambas en pos
del abrazo en franca meta,
nuestra paz será receta
de la unidad en la gente,
pero hoy ruego al intendente
que nos rellene la grieta.
            
(Calle Este)
Toda herida siempre cierra,
y no será la excepción,
           
(Calle Norte)
aunque con un magullón,
se regenera la tierra.
            
(Calle Este)
Pongamos fin a esta guerra,
que ha dividido al país,
            
(Calle Norte)
argentina es la raíz
mas toda herida marchita,
            
(Calle Este)
y de esta grieta maldita
quedará la cicatriz.

            
(Calle Norte)
Dos calles de igual esquina
de mi pueblito de Quilmes
            
(Calle Este)
se abrazan como en los filmes
y hasta besan su banquina.
            
(Calle Norte)
Gritemos “¡Viva Argentina!”
Aunque hoy sople un viento agreste
            
(Calle Este)
que nuestra amistad se apreste
y la paz nos reconforte
            
(Calle Norte)
La saluda Calle Norte
a su hermana, Calle Este.

AUTOR: RUBÉN SADA ©